Roman Calendar

miércoles, 14 de noviembre de 2007

yo os hablaré sobre el argumento de la obra de Plauto llamada Casina.

Trata sobre dos esclavos de la misma casa se quieren casar con la misma esclava, Casina. A uno se la ha prometido el padre, aunque en realidad la quiere para el, y al otro el hijo y la madre.
El padre (desde ahora le llamaré tipo) siempre se pelea con la madre(desde ahora tipa) y quiere acostarse con Casina porque con la tipa no quiere.
Entonces deciden echarlo a suertes quien se casará con Casina y gana el candidato del tipo. Entonces el tipo llega a un acuerdo con su vecino para que le deje su casa vacía y poder acostarse con Casina sin que lo sepa la tipa.
Pero la tipa lo descubre, entonces visten al esclavo de la tipa de novia y le hacen pasar por Casina. Entonces se celebra la boda y despues cuando se ivan a acostar el tipo lo descubre todo y le sale el tiro por la culata.

bueno, y hasta ahi mi resumen de la obra. A quien no le haya quedado claro de que va que hubiera ido a verla, que era gratis.

Por José Ramón López García

4 comentarios:

Masi dijo...

es iban, no ivan.
"weno"? ¿ande vas con eso? ¡gañaaaan! toda la vida fué bueno.
"quedao" mmm... menos mal que no lo has escrito con K, que sino... normalmente llevan D las palabras acabadas en -ado.
y diferenciar los personajes con "tipo" y "tipa" me parece un poco cutre...

Isra dijo...

Tomás, me parece genial que sea un compañero de José Ramón(además su compañero) quien haga las correcciones ortográficas. Así parece que no es una manía del profesor el que escribáis bien.
Te has ganado también el redondeo por esas correcciones tan bien hechas.

jassdi dijo...

amos a ver, cada uno escribe como sape y yo como sapo, hombre ya.

Isra dijo...

Pero no es es eso, hombre. Tienes que escribir con corrección porque estás en un sitio público. Cuando escribes en tu cuaderno puedes hacerlo como quieras porque sólo lo vas a leer tú, pero en el examen tienes que escribir con corrección porque lo va a leer, al menos, el profesor. Aquí es lo mismo.
A Tomás y a mí nos han subido dos o tres puntos las dioptrías.
Cuida un poco nuestra vista.